“Mi predisposición siempre va a ser al diálogo y a ayudar a Gustavo Melella para que tenga una buena gestión”, dijo Bertone

La gobernadora Rosana Bertone remarcó la cercanía que tiene no sólo con el presidente electo, Alberto Fernández, sino con varios de sus ministros, que han formado parte de su equipo de gobierno, como también la importancia de estos contactos para el futuro gobierno provincial.

“Gustavo Melella vino siempre en nuestras fórmulas y ha llegado a ser intendente por los votos del peronismo y del FPV”, recordó, lamentando que “desde que comencé la gestión como gobernadora vi claramente que él quería ser gobernador. Es una posición absolutamente legítima pero me parece que fue difícil al poner palos en la rueda en forma permanente a las gestiones que la provincia quería llevar adelante en Río Grande”.

“Hubo acciones que salieron bien, como la rotonda de Chacra XIII, donde tuvimos las autorizaciones, pero para llevar el gas a los vecinos tuvimos que presentar hasta amparos judiciales para poder avanzar; también tuvimos que hacer amparos judiciales por la planta de tratamiento de líquidos cloacales, siendo que la ciudad sufre una fuerte contaminación cloacal, que va a heredar el intendente electo Martín Pérez”, sostuvo.

“En el proceso de transición y traspaso de mando yo hubiese querido un ida y vuelta más activo, más allá de los papeles y los pedidos de informe, que casi más son preparaciones para una causa penal que para hacer una transición”, cuestionó la mandataria.

Consideró que “una transición es otra cosa, y siempre hay diferentes prioridades en una gestión y otra. Ese diálogo me hubiese gustado que se diera, pero no logré tenerlo no solamente en la transición sino en los cuatro años de gobierno”.

“Solamente pude tener una charla con Gustavo Melella cuando iniciamos la gestión y le expliqué las reformas que teníamos que hacer al sistema previsional, y cuando adherimos a la firma del pacto fiscal. Fueron dos oportunidades en cuatro años y es muy difícil aspirar al diálogo cuando el otro no quiere acompañar. Esta falta de interés la viví desde el mismo momento en que asumí como gobernadora”, aseveró.

Consultada sobre cómo será su relación como diputada con el gobernador Melella en funciones, dijo que “como ciudadana de Tierra del Fuego quiero que al gobernador le vaya bien. Soy una persona optimista, que no pongo palos en la rueda y conmigo va a poder contar para trabajar y para gestionar cosas; para trabajar con el presidente Alberto Fernández, con quien tengo una relación excelente”.

Bertone remarcó la cercanía que tiene no sólo con el presidente electo sino con varios de sus ministros, que han formado parte de su equipo de gobierno, como también la importancia de estos contactos para el futuro gobierno provincial. “Estoy segura de que voy a conocer a muchos de los ministros porque varios del equipo de Alberto Fernández estuvieron designados en la provincia. Al menos hay cinco funcionarios directos que van a estar en el equipo de Alberto y son referentes muy fuertes, conocen nuestra provincia y me han acompañado. Tenemos que aprovechar esta etapa, porque va a ser muy positivo que Gustavo Melella pueda aprovechar de quienes tenemos conocimientos y tenemos contactos”, expuso.

“Hay un presidente que va a mirar con otros ojos a Tierra del Fuego y mi predisposición siempre va a ser al diálogo y a ayudar a Gustavo Melella para que tenga una buena gestión y se pueda lucir”, concluyó.

Ver tambien

Una mujer que venía de España viajó a Río Grande sin cumplir el aislamiento

Lily Calegari, periodista de Info 3 Noticias, dialogó con AIRE LIBRE FM tras su regreso …