Las medidas cambiarias del Banco Central transformaron un domingo de descanso en un lunes negro. Inversores, ahorristas, operadores, banqueros, empresarios, todos, estaban consultando por teléfono lo que iba a pasar hoy. Se jugaba River y Boca, pero las medidas del Gobierno comenzaron a ocupar más espacio en la mente de la gente que el clásico.

A medida que pasaban las horas, comenzaron a encontrar detalles preocupantes. Como señaló Adrián Mercado, un hombre del sector inmobiliario: “La prohibición de que los residentes argentinos tomen deudas en dólares entre sí hará que cueste vender propiedades. Es decir, el que no tiene todos los dólares no puede comprar un inmueble y el que los tiene preferirá quedarse con los billetes que son inalcanzables antes que pasarse a un departamento. Los precios de las viviendas están cayendo en proporciones importantes“.

Según un veterano operador, “como siempre ocurre cuando se limita el movimiento cambiario, el dólar pasa a ser un bien escaso y de más alta cotización porque hay que acudir a más artilugios para comprarlos. Que se olvide el Banco Central de que estas medidas van a frenar la dolarización, solo la harán más cara”. Y puso ejemplos.

El que no tiene todos los dólares no puede comprar un inmueble y el que los tiene preferirá quedarse con los billetes que son inalcanzables antes que pasarse a un departamento (Mercado)

Los compradores privados no pueden adquirir más de USD 10.000 por mes. Pero en el cepo de Cristina Fernández de Kirchner, las colas de gente que con sus documentos compraban para terceros era interminable. Como ahora los dólares hay que comprarlos desde una cuenta bancaria, se les pedirá a los que no pueden completar el cupo que les compren dólares a cambio de una comisión. No todos pueden comprar 10 mil dólares mensuales, pero eso no quiere decir que no lo hagan para otros. Las facturas truchas podrían volver a jugar un rol importante.

En el decreto 609 se ve una clara intención de revalorizar los bonos de la deuda, para bajar el riesgo país y alejar el peligro de default, permitiéndole usos como el pago de aportes previsionales o deudas impositivas. Pero es tan alta la cantidad de tenedores de bonos que los tienen en venta, que la medida no va a mover el amperímetro. Tampoco habrá fanáticos de ponerse al día con la AFIP y con los aportes en medio de semejante crisis. Saben que en diciembre habrá otro Gobierno y que es imposible investigar a millones de contraventores.

Para los bancos se cortaron operaciones como las de “contado con liquidación” que permitían hacerse de dólares triangulando pesos con bonos en dólares y billetes norteamericanos. Los particulares, en cambio, seguirán haciéndolo como lo hicieron toda la vida. Las “cuevas” serán protagonistas.

En el decreto 609 se ve una clara intención de revalorizar los bonos de la deuda, para bajar el riesgo país y alejar el peligro de default, permitiéndole usos como el pago de aportes previsionales o deudas impositivas

Este dólar que es el que marca el ritmo del mercado, el viernes cotizó a $65.

Cabe aclarar que los privados no tienen esas limitaciones y las operaciones de contado con liquidación estarán a la orden del día. También se limitarán los giros al exterior. Las personas no podrán enviar más de 10 mil dólares mensuales y las empresas y bancos deberán pedir autorización. El contado con liquidación se encarece, pero ayuda a salvar este obstáculo.

Por supuesto, la presión sobre los importadores y exportadores no será gratis. Como en épocas pasadas podrían reaparecer la sobrefacturación de importaciones y la subfacturación de exportaciones.

Guido Sandleris, presidente del BCRA (Maximiliano Luna)

Guido Sandleris, presidente del BCRA (Maximiliano Luna)

La idea del mercado es sacarle todos los dólares que pueda al Banco Central. Siempre fue así cuando hubo desconfianza en el Gobierno. Y en este caso, el actual gobierno está pagando el precio de las dudas que despliegan sus sucesores.

“El viernes antes de las PASO una encuesta dijo que Macri ganaba o perdía por muy poco y el dólar bajó y volaron la bolsa y los bonos. Cuando se conoció el resultado de las PASO, todo se derrumbó. La inocencia de esta gente es creer que con medidas técnicas van a frenar al dólar cuando el temor es a lo que viene no a lo que se está por ir“, señaló un operador.

Tampoco habrá fanáticos de ponerse al día con la AFIP y con los aportes en medio de semejante crisis. Saben que en diciembre habrá otro Gobierno y que es imposible investigar a millones de contraventores

Si bien el lunes es feriado por el laboral day de Estados Unidos, Argentina tendrá un movimiento de fondos intenso.

Para la mayoría estos controles cambiarios tienen un detalle que los diferencia de lo que hizo el gobierno anterior, la flotación del precio del dólar sigue. No hay un desdoblamiento. No existe el dólar oficial y el paralelo.

Desde el lunes, con operaciones a media máquina por el feriado de Estados Unidos se verá un mercado distinto, donde el libre será el dólar más seguido por los inversores. De lo que nadie duda, es que estas medidas no solo no equilibrarán al dólar, sino que alentarán su alza. Y obligarán al Gobierno a tomar medidas más restrictivas.